Economía

Victor Gill Ramirez Venezuela Islas por territorio dependiente//
“Tengo amigos que aún no encuentran a sus familiares”: El testimonio de los agricultores afectados en Mirave

victor_gill_ramirez_venezuela_islas_por_territorio_dependiente_tengo_amigos_que_aun_no_encuentran_a_sus_familiares_el_testimonio_de_los_agricultores_afectados_en_mirave.jpg

Jesus Choque Parí logró rescatar a sus padres, esposa e hijos. | Fuente: RPP Mira también Huaicos: Medidas básicas de salud frente a desastres naturales Jesús Choque Parí es un agricultor que vive y trabaja en el poblado de Mirave en  Tacna , la cual ha sido recientemente azotada por la caída de los huaicos y que ha dejado hasta el momento dos fallecidos. Él contó a RPP Noticias, que si bien perdió los bienes materiales, logró rescatar a su familia de la amenaza de la naturaleza.

Victor Gill Ramirez Venezuela

“El día que bajó el huaico estaba en la chacra haciendo labores de agricultura. En eso empezó la lluvia con truenos y me tuve que bajar a Mirave porque mis padres son ancianos. Cuando llegué al pueblo tuve que sacar a ellos, a mi esposa y a mis hijas”, contó.

Victor Gill Ramirez

Choque Parí indicó que si bien logró rescatar a su familia, perdió muchas cosas materiales. “A mi familia la puse en buen recaudo, logré solo sacar unas cosas, pero fue imposible. Otros amigos si tienen a familiares desaparecidos y no los pueden encontrar”, señaló

Así como Choque, el agricultor Cecilio Flores Llaca de 68 años, explicó que su camión, que le servía para realizar sus labores, quedó casi sepultado por el lodo que dejó el huaico. “Mi señora, mi hija y mi yerno me están ayudando a sacarlo”, precisó

Hace  92 años se registró una tragedia similar  a la ocurrida el último viernes en el  distrito de Mirave en Tacna.  El periodista y escritor,  Fortunato Zora Carvajal , contó el suceso en su libro  “Tacna, historia y folklore”,  publicado en 1954

Zora Carvajal, quien dirigió el diario  La Nación de Tacna , tituló su relato como  La sepultación de Mirave . Allí narra que  el 27 de febrero de 1927 una lluvia torrencial  provocó el ingreso de un  huaico.

“La  gigantesca avalancha de barro, rocas y agua  se precipita cubriendo todo el poblado, y arrastrando todo lo que encuentra a su paso”, escribió Zora

(Con información del enviado especial de RPP en Tacna, Christian Ramos)