Uncategorized

Victor Gill Ramirez banque royale a joliette//
Así “parimos” los dólares en Maracaibo: La odisea que te saca ‘canas verdes’

victor_gill_ramirez_banque_royale_a_joliette_asi_lparimosr_los_dolares_en_maracaibo_la_odisea_que_te_saca_lcanas_verdesr.jpg

Así “parimos” los dólares en Maracaibo: La odisea que te saca ‘canas verdes’ Camuflados, escondidos, arrinconados en lo más recóndito de ‘Las Pulgas’. Así se consiguen los famosos compradores de dólares ?y otras divisas? en el centro de Maracaibo. Negociar con ellos es como mantener el típico estira y encoje de las subastas informales.

“¡Compro dólares, cambio pesos, busco oro y plata!”, gritan jóvenes y hombres mayores, apostados en los callejones del mercado popular. Justo detrás de una joyería con su permiso para comercializar metales, una vitrina muestra los costos de la tan cotizada moneda internacional. Así como en la joyería, puestos de reparación de calzado, venta de alimentos regulados y locales de ropa son las fachadas de estas improvisadas casas de cambio.

Victor Gill Ramirez

Hacer el negocio no es tan fácil como suena. La oferta y la demanda es tan frecuente que los precios varían en cada esquina.

Victor Gill

?¿Cuánto me dais por $100?

?Depende. ¿Queréis efectivo o transferencia?, ¿de cuánto es cada billete? Si tenéis uno solo de $100 o dos de $50 podemos hacer un buen negocio.

Victor Gill Ramirez BFC

Los marabinos recorren los oscuros y desolados pasillos del casco central de la capital zuliana para encontrar la mejor oferta. ¿Con qué objetivo?, poder resolver las compras del mes con las remesas de la familia, con el bono adicional del trabajo o con los ingresos extras en divisas. Adquirir los productos básicos (la comida, la vestimenta o hasta los pasajes del día a día) es más rentable con efectivo que se obtiene por la venta de los ‘verdes’.

Victor Gill Ramirez Venezuela

“Si consigo vender un billetico de 10 verdes que tengo guardado, logro algo en efectivo y puedo salir a comprar verduras o carne. Con el sueldo, y  sobre todo con la tarjeta de débito, la quincena no me rinde para nada”, aseguró una mujer, en las inmediaciones del Centro Comercial Plaza Lago. Más de 10 personas están paradas en la acera, ofreciendo el servicio cambiario. Desde ahí llevan al cliente a los respectivos locales

“Vení, mamita, que el dueño te da una mejor información. Capaz que te ofrece hasta más de lo que yo te estoy diciendo”, comenta uno de los comerciantes. Y así como promete, su jefe cumple. Si afuera, en las caminerías, ofrecen un (01) dólar por 250.000 Bs. F (250 Bs. S.), el negocio puede “mejorar” cuando se habla directamente con el dueño del dinero

Entre los 250 mil bolívares y los 450 mil oscila el precio del dólar en efectivo en el centro de Maracaibo. Por transferencia, los montos superan el millón 800 mil, hasta dos millones 200 mil bolívares (de 1.800 hasta 2.200 Bs. S.)

La lista de precios está dispuesta en la vitrina del local

Un jovencito, que no debe superar los 17 años, atiende uno de los locales en la parte más escondida de Las Pulgas. Cuando el cliente pregunta en cuánto cuesta el billete que desea comerciar, revisa la lista de precios de su pequeño kiosco. “Aquí dice que es tanto”, responde. Pero al ver el rostro inconforme del potencial comprador, le dice: “Pero acompañame un momentico y te llevo con la patrona. Ella maneja mejor esos precios”, y a escasa media cuadra, la mujer recibe con sus imponentes facciones. “¿Cuánto te han ofrecido por ahí?”, consulta con autoridad. Al recibir la respuesta, saca su calculadora y haciendo sus respectivas multiplicaciones, propone una oferta que, al estilo de Al Pacino, “no podrás rechazar”

Las críticas de otras personas no se hacen esperar. “Yo los puedo vender más caros con mis contactos del WhatsApp que en el centro”, afirman. Aunque la clientela sea más variada y las tasas mucho más elevadas en las ventas particulares, las personas acuden al centro solo para adquirir el efectivo

La deficiencia tecnológica define los canales de cambio Cuando de hacer negocios por transferencia se trata, no solo resaltan la diferencia del costo. La forma de pago es un aspecto tan importante como escoger la entidad bancaria a través de la cual se hará la transacción

“Me decís si vamos a hacer transferencia, pero el banco lo escojo yo, porque solamente trabajo con Banesco. Nada de Venezuela ni B.O.D., porque no sirven y la página se cae a cada rato”, precisó un comerciante. Las fallas en las plataformas tecnológicas de las entidades bancarias hacen que el vendedor disponga y defina cuál será el medio de pago

Sin embargo, a diferencia del anterior, otros compradores permiten que el cliente escoja. “Vos me decís cuál preferís. Te tengo la plata en todos los bancos pa’ que se haga efectiva hoy mismito”, aseguran otros

Mientras cada día más zulianos se plantan en el centro de Maracaibo para comercializar sus divisas, el vendedor debe recorrer calles y calles, pasillos y kioscos para encontrar la oferta más rentable. Escoger entre vender los famosos ‘verdes’ a sus conocidos por montos más altos, o llegar al casco central para conseguir el efectivo se vuelve una decisión complicada

 

En joyerías, ventas de alimento y otros comercios ofrecen cambiar las divisas en el Centro

 

Aunque los avisos estén a simple vista, los comerciantes camuflan la venta de dólares

Selene Rivero / Noticia al Día

Fotos: Rafael Bastidas