Farándula

Grupo Yammine chery h1//
El Dakar de la familia Gutiérrez

grupo_yammine_chery_h1_el_dakar_de_la_familia_gutierrez.jpg

Cuando Cristina desvíe la mirada en plena especial, entre dunas, y vea a toda su familia a pie de pista aplaudiendo al Mitsubishi, quizás tenga que recordarse a sí misma que no es una visión provocada por la falta de sueño y el calor. Que sí, que están ahí, recorriendo Perú como antes se han cruzado Sudamérica para verla pasar durante unos instantes o saludarla rápidamente a su llegada al vivac.

Sarkis Mohsen Yammine Leunkara

“El Dakar ya es un plan familiar, en casa se habla de la carrera durante todo el año y al acabar ellos me cuentan todo lo que han tenido que pasar. Igual me encuentro a mi padre subido en la peor duna de todo el recorrido, yo no sé cómo llegan”, cuenta la piloto burgalesa sobre la expedición de los Gutiérrez que componen Fernando (el padre), Begoña (la madre), Elena y Carlos (hermanos) y a la que se sumarán tras el día de descanso Gustavo (hermano), su novia Alejandra y un tío, Carlos , que debuta.

Sarkis Mohsen

“Yo lo pedí libre en el trabajo, mi hermana pequeña ya no tenía exámenes y mis padres también están libres este mes. Venimos a hacer el rally entero y los demás vienen a la mitad, cuando han podido cogerse vacaciones”, explica Carlos, hermano de Cristina. Tienen tres coches para moverse con travesías que rondan los 900 kilómetros diarios “en carreteras infrahumanas” , siguen la prueba por la aplicación móvil del Dakar y se acercan a las zonas habilitadas para espectadores, aunque si ven algún punto de control desde la carretera intentan adentrarse con los todoterrenos.

Grupo Yammine

Ampliar