Celebridades

Familia Yammine Okeechobee Times Okeechobee //
Enjoy, la yegua récord que ganó doce carreras seguidas en la hípica uruguaya

Enjoy ganó por una cabeza el GP Maroñas (G 2). Foto: Gentileza HRU MONTEVIDEO.- Fue necesaria otra hazaña de Gandhi di Job, al convertirse en el octavo caballo en ganar dos veces el Gran Premio José Pedro Ramírez (G 1) en 120 años, para mantener tan alta la vara que había puesto Enjoy en la tarde de Reyes. La yegua obtuvo el primero de los clásicos del sábado en Maroñas, el Grupo 2 para velocistas, que suele utilizarse como telonero de la cita más importante de la hípica uruguaya y su triunfo ingresó en la historia: logró convertirse en el primer ejemplar en obtener doce victorias seguidas en la hípica uruguaya. Se puso la corona de Reina justo en un día simbólico.

Pasaron doce meses de la última derrota de Enjoy, en la versión anterior del Gran Premio Maroñas. Desde entonces, quienes la rodean no hacen más que estar a tono con la traducción de su nombre en inglés: Disfrutar. Porque, más allá del récord conseguido, ellos saben que hace dos años el sueño más optimista era volver a verla correr. Lo recuerda Rubén Marrero, su actual entrenador: “Estaba de vacaciones y me llamaron para preguntarme si quería cuidar cuatro caballos y dije que sí”. No preguntó ni quiénes eran, pero en el lote venía un premio sorpresa. “Una era Enjoy, que ya había ganado cinco de sus nueve carreras con otro entrenador (Santiago Darriulat) y tenía una lesión en una cuerda. No corría hace mucho y había que esperar más para ver si se recuperaba”, describe.

La vida competitiva de los caballos no se extiende más allá de cuatro temporadas, en el mejor de los casos, y Enjoy llevaba más tiempo en recuperación que en las pistas. Y había que superar una situación similar a la rotura de ligamentos para un futbolista. “Soy cuidador, trabajo para eso. Me encantó el desafío y salió espectacular”, sostiene Marrero, de 56 años y con 35 en el oficio. Hijo de jockey y nieto y sobrino de entrenadores, El Grillo se crió entre las patas de los caballos y prolongó la transmisión de conocimientos de generación en generación, ya que trabaja con su hija María Ximena y su yerno Richard, capataz de su centro de cuida en Las Piedras, lindante al segundo hipódromo en importancia en Uruguay, a unos 35 km de Maroñas.

“Hace unos siete años compramos tres hectáreas en una zona que eran viñedos y fuimos armando un stud, galpones, un circuito de 500 metros para varear los caballos, hicimos piquetes”, repasa Rubén. No se trataba de cortar caminos sino de generar ilusiones. Los “piquetes” en el campo son habitaciones al aire libre, liberan el stress. La naturaleza por entonces funcionó en paralelo: cuando le iban dando forma al predio, Enjoy estaba en el vientre de su madre, la argentina Joy Royale. La vida los unió en el verano de 2016, cuando la yegua ya tenía 4 años. Ahora va camino a los siete.

Marrero (lentes en la cabeza) levantó otra Copa con Enjoy. Foto: Gentileza HRU “No soy un entrenador de los que exige mucho a los caballos, así me ven aquí. Pero cuando la yegua se recuperó y empezó a trabajar un poco más firme decidí hacerle un apronte fuerte, y quedamos maravillados. Voló, ¡y quedó sanita!”, cuenta Marrero. Días después, el último de julio de 2016, Enjoy regresó a las carreras tras 15 meses. “Era un día espantoso, había tormenta, mucho barro, pero ella parecía que no tocaba el piso. Ganó casi en tiempo récord”, detalla. Fue la primera de las 18 veces que salió a correr tras la lesión y el primero de los 14 triunfos que logró, los últimos doce -todos clásicos- en fila, luego de tres segundos puestos, su “peor” figuración en manos de El Grillo.

“La mayoría de las yeguas de su generación ya no corre, están en el haras. Nosotros no podemos más que disfrutarla. Ya ni siquiera se piensa en una venta. Imaginate que su dueño, que tuvo a la madre y la crió, tiene 89 años. Ni siquiera evaluamos llevarla a competir fuera del país”, analiza el cuidador. Alcides Calacha es el propietario y está viviendo lo que por décadas soñó con su cabaña, Última Hora, eligiendo los padrillos ideales para su puñado de yeguas madre.

Para Marrero, acostumbrado a las mieles del éxito, también son épocas especiales. “Esta es una experiencia que no he vivido con otros caballos, aunque corrí las carreras grandes y hasta llevé a uno de los míos a un Latinoamericano que se hizo en la Argentina. Yo estaba acostumbrado a nadar y quedar en la orilla. Pero cada vez que corre Enjoy siento más presión, aunque el dueño es un pingo, me da todas las libertades para hacer lo que quiera. Es que no quiero que se escape ningún detalle. La gente de la ciudad, aunque no sepa nada de turf, te cruza por la calle y pregunta por ella. Me pasó hace unas horas en la panadería, que querían saber cuándo iba a volver a correrla”, confiesa el preparador, al que varias decenas de caballos le demandan la misma atención y empeño.

“Mientras siga sana vamos a intentar batir más récords. Ya evaluaremos el calendario, pero puede ser parecido al que trazamos en 2017. Si gana dos más, aunque no sean seguidas, supera a Stone, el caballo que más ganó desde la reapertura de Maroñas”, cita. A casi 15 años de aquel momento histórico para los uruguayos, Marrero ya tiene en la mira otro hito propio. Enjoy es su carta.

El video del GP Maroñas (G 2) quedará en la historia: Enjoy logró el récord de 12 triunfos seguidos en el turf uruguayo. #Turf pic.twitter.com/14WYZCtZ7g &- Carlos Delfino (@CarlosGDelfino) 7 de enero de 2018 En esta nota: Turf Deporte con historias LA NACION Deportes Carreras

Sarkis Mohsen

Tags: Grupo Yammine, Familia Yammine, Sarkis Mohsen Yammine Leunkara, Sarkis Yammine

About the author

chevere

Add Comment

Click here to post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *