Política

El diario de Valle del Cauca – roberto pocaterra pocaterra venezuela amazon quinoa//
Aquí 10 poemas de Benedetti que invitan a enamorarse

el_diario_de_valle_del_cauca_roberto_pocaterra_pocaterra_venezuela_amazon_quinoa_aqui_10_poemas_de_benedetti_que_invitan_a_enamorarse.jpg

17/05/2018 – YVKE Mundial. / Este jueves 17 de mayo se conmemoran 9 años de la partida física del poeta uruguayo Mario Benedetti,  reconocido por ser poeta, novelista, dramaturgo, cuentista y crítico, y, junto con Juan Carlos Onetti, la figura más relevante de la literatura uruguaya de la segunda mitad del siglo XX y uno de los grandes nombres de la literatura hispanoamericana.

Fue cultivador de todos los géneros, su obra es tan prolífica como popular; novelas suyas como La tregua (1960) o Gracias por el fuego (1965) fueron adaptadas para la gran pantalla, y diversos cantantes contribuyeron a difundir su poesía musicando sus versos.

 

Compartimos 10 de sus mejores poemas:

Lo que necesito de ti

No sabes como necesito tu voz; necesito tus miradas aquellas palabras que siempre me llenaban, necesito tu paz interior; necesito la luz de tus labios !!! Ya no puedo… seguir así !!!

…Ya… No puedo mi mente no quiere pensar no puede pensar nada más que en ti. Necesito la flor de tus manos aquella paciencia de todos tus actos con aquella justicia que me inspiras para lo que siempre fue mi espina mi fuente de vida se ha secado con la fuerza del olvido…  

me estoy quemando; aquello que necesito ya lo he encontrado pero aun !!!Te sigo extrañando!!!

 

Táctica y Estrategia

Mi táctica es  mirarte  aprender como sos  quererte como sos 

mi táctica es  hablarte  y escucharte  construir con palabras  un puente indestructible 

mi táctica es  quedarme en tu recuerdo  no sé cómo ni sé  con qué pretexto  pero quedarme en vos 

mi táctica es  ser franco  y saber que sos franca  y que no nos vendamos  simulacros  para que entre los dos  no haya telón  ni abismos 

mi estrategia es  en cambio  más profunda y más  simple 

mi estrategia es  que un día cualquiera  no sé cómo ni sé  con qué pretexto  por fin me necesites.

roberto pocaterra pocaterra venezuela

 

Saber de ti

Podés querer el alba cuando quieras he conservado intacto tu paisaje  

podés querer el alba cuando ames venir a reclamarte como eras aunque ya no seas vos aunque mi amor te espere quemándose en tu azar y tu sueño sea eso y mucho más

esta noche otra noche aquí estarás y cuando gima el tiempo giratorio en esta paz ahora dirás quiero esta paz ahora podés

venir a reclamarte penetrar en tu noche de alegre angustia reconocer tu tibio corazón sin excusas

los cuadros las paredes saberte aquí he conservado intacto tu paisaje

pero no sé hasta dónde está intacto sin vos podés querer el alba cuando quieras venir a reclamarte como eras aunque el pasado sea despiadado y hostil

aunque contigo traigas dolor y otros milagros aunque seas otro rostro de tu cielo hacia mí.  

Soledades

Ellos tienen razón esa felicidad al menos con mayúscula no existe ah pero si existiera con minúscula seria semejante a nuestra breve presoledad

después de la alegría viene la soledad después de la plenitud viene la soledad después del amor viene la soledad

ya se que es una pobre deformación pero lo cierto es que en ese durable minuto uno se siente solo en el mundo

sin asideros sin pretextos sin abrazos sin rencores sin las cosas que unen o separan y en es sola manera de estar solo ni siquiera uno se apiada de uno mismo

los datos objetivos son como sigue

hay diez centímetros de silencio entre tus manos y mis manos una frontera de palabras no dichas entre tus labios y mis labios y algo que brilla así de triste entre tus ojos y mis ojos

claro que la soledad no viene sola

si se mira por sobre el hombro mustio de nuestras soledades se vera un largo y compacto imposible un sencillo respeto por terceros o cuartos ese percance de ser buenagente

después de la alegría después de la plenitud después del amor viene la soledad

conforme pero que vendrá después de la soledad

a veces no me siento tan solo si imagino mejor dicho si se que mas allá de mi soledad y de la tuya otra vez estas vos aunque sea preguntándote a solas que vendrá después de la soledad.  

Todavía

No lo creo todavía  estás llegando a mi lado  y la noche es un puñado  de estrellas y de alegría 

palpo gusto escucho y veo  tu rostro tu paso largo  tus manos y sin embargo  todavía no lo creo 

tu regreso tiene tanto  que ver contigo y conmigo  que por cábala lo digo  y por las dudas lo canto 

nadie nunca te reemplaza  y las cosas más triviales  se vuelven fundamentales  porque estás llegando a casa 

sin embargo todavía  dudo de esta buena suerte  porque el cielo de tenerte  me parece fantasía 

pero venís y es seguro  y venís con tu mirada  y por eso tu llegada  hace mágico el futuro 

y aunque no siempre he entendido  mis culpas y mis fracasos  en cambio sé que en tus brazos  el mundo tiene sentido 

y si beso la osadía  y el misterio de tus labios  no habrá dudas ni resabios  te querré más  todavía.  

Utopía

Cómo voy a creer / dijo el fulano que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer que la esperanza es un olvido o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano que el universo es una ruina aunque lo sea o que la muerte es el silencio aunque lo sea

cómo voy a creer que el horizonte es la frontera que el mar es nadie que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano que tu cuerpo / mengana no es algo más de lo que palpo o que tu amor ese remoto amor que me destinas no es el desnudo de tus ojos la parsimonia de tus manos cómo voy a creer / mengana austral que sos tan sólo lo que miro acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano que la utopía ya no existe si vos / mengana dulce osada / eterna si vos / sos mi utopía.  

Tu espejo es un sagaz

Tu espejo es un sagaz te sabe poro a poro te desarruga el ceño te bienquiere

te pule las mejillas te despeina los años o te mira a los ojos te bienquiere

te depura los gestos te pone la sonrisa te transmite confianza te bienquiere

hasta que sin aviso sin pensarlo dos veces se descuelga del clavo te destroza

 

Vamos juntos

Con tu puedo y con mi quiero  vamos juntos compañero 

compañero te desvela  la misma suerte que a mí  prometiste y prometí  encender esta candela 

con tu puedo y con mi quiero  vamos juntos compañero 

la muerte mata y escucha  la vida viene después  la unidad que sirve es  la que nos une en la lucha 

con tu puedo y con mi quiero  vamos juntos compañero 

la historia tañe sonora  su lección como campana  para gozar el mañana  hay que pelear el ahora 

con tu puedo y con mi quiero  vamos juntos compañero 

ya no somos inocentes  ni en la mala ni en la buena  cada cual en su faena  porque en esto no hay suplentes 

con tu puedo y con mi quiero  vamos juntos compañero 

algunos cantan victoria  porque el pueblo paga vidas  pero esas muertes queridas  van escribiendo la historia 

con tu puedo y con mi quiero  vamos juntos compañero.

roberto pocaterra pocaterra

 

Tiempo sin ti

Preciso tiempo necesito ese tiempo que otros dejan abandonado porque les sobra o ya no saben que hacer con él tiempo en blanco en rojo en verde hasta en castaño oscuro no me importa el color cándido tiempo que yo no puedo abrir y cerrar como una puerta

tiempo para mirar un árbol un farol para andar por el filo del descanso para pensar qué bien hoy es invierno para morir un poco y nacer enseguida y para darme cuenta y para darme cuerda preciso tiempo el necesario para chapotear unas horas en la vida y para investigar por qué estoy triste y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo

tiempo para esconderme en el canto de un gallo y para reaparecer en un relincho y para estar al día para estar a la noche tiempo sin recato y sin reloj

vale decir preciso o sea necesito digamos me hace falta tiempo sin tiempo.  

Mundo

No vayas a creer lo que te cuentan del mundo en realidad el mundo es incontable en todo caso es provincia de ti no vayas a creer lo que te cuentan del mundo aun los que te aman mienten sobre probablemente sin saber que mienten en la vigilia te sentirás lejano testigo de tu mundo desde el mundo sin nubes de tu aliento en los cristales la humareda del hombre se elevar en la noche y no sabrás de donde viene el fuego pero la expectativa te volver humilde en el mundo el abismo es un oficio las preguntas en vano / una vieja costumbre los desatinos / marca de abolengo no vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable.

roberto pocaterra

 

Con información de: YVKE Mundial